EEG

Tipos de Disfasia

Posted on Actualizado enn

¿Por qué mi hijo no lee bien?La disfasia es una alteración del lenguaje que afecta al ámbito expresivo o expresivo receptivo, y afecta a más de un componente  del lenguaje: el fonológico, el morfológico, la sintaxis, el semántico y el pragmático. Así pues, la evolución del lenguaje en el niño disfásico es muy lenta si no se interviene.

Podemos distinguir varios tipos de disfasia:

  • Mixta.
  • Expresiva.
  • Disfasia con dificultad para tratar información u organizar el significado.

DisfasiaLa disfasia mixta comprende: la sordera verbal y el déficit sintáctico fonológico.

La sordera verbal es la forma más grave de las alteraciones de la compresión verbal El niño/a es incapaz de analizar e interpretar los sonidos del lenguaje hablado a pesar que posee un buen funcionamiento de los mecanismos periféricos de la audición. La compresión por tanto es prácticamente nula. Es como si fuéramos a un país extranjero donde no entendiéramos la lengua que hablan.

  • El déficit sintáctico fonológico es la dificultad para descodificar los enunciados largos y los conceptos abstractos. Las frases que hacen estos niños son cortas, mal organizadas y con las palabras desordenadas. La comprensión es parcial pero está más preservada que la expresión.

La  disfasia expresiva comprende: la dispraxia verbal y la alteración en la producción o programación fonológica.

  • Dispraxia verbal: consiste en una incapacidad para realizar los movimientos para articular los sonidos. Estos niños tienen dificultad para repetir las palabras de tres sílabas, hablan poco, no tienen fluidez y adoptan un estilo telegráfico. A veces se acompaña de disartria y alteraciones de la motricidad fina.
  • Alteración en la producción o programación fonológica: se trata de una  articulación errónea de los sonidos, es decir, pronuncian bien los sonidos aislados pero los articulan mal dentro de la palabra o la frase. Hablan mucho pero cuesta entenderles. Tienen mejor pronóstico de evolución.

La disfasia con dificultad para tratar la información comprende:  el síndrome lexical sintáctico y el síndrome semántico pragmático.

  • Síndrome lexical sintáctico: es una   alteración para decir las palabras. El aprendizaje del nombre de las letras es lento así como el aprendizaje de palabras nuevas. La dificultad reside en mantener una conversación ya que duda, sus respuestas son lentas y se autocorrige. No obstante la articulación de las palabras es buena y se les entiende cuando hablan.
  • Síndrome semántico pragmático:  el niño ha aprendido a hablar ya que tiene una buena memoria auditiva, pero le cuesta entender las palabras, las preguntas, así como entender las órdenes para hacer trabajos nuevos o en situaciones no habituales. No entienden la función del lenguaje como herramienta de comunicación. Pueden hacer largos monólogos sin preocuparse por el interlocutor y presentan dificultad en el juego simbólico. Las dificultades que presentan los niños con síndrome semántico se encuentran también presentes en otros trastornos como el autismo.

Otras consideraciones acerca de la disfasia:

  • En las disfasias receptivas el electroencefalograma (EEG) durante el sueño muestra anomalías epilépticas, aunque éstas no se manifiesten con clínica (a nivel de comportamiento observable o emocional). Las convulsiones febriles entre 1-2 años o el status epiléptico (convulsión de 30 minutos o más) pueden comportar secuelas permanentes en el cerebro del niño.
  • La resonancia magnética nuclear (RMN) puede mostrar anomalías  morfológicas en la región perisilviana izquierda asociadas a la ausencia de asimetría del planum temporal.
  • Los estudios morfométricos también pueden demostrar una ausencia o inversiones de asimetría del panum temporal, una disminución volumétrica del córtex prefrontal izquierdo o del parietal superior derecho.

Si desea contactar con un psicólogo o recibir más información, rellene el formulario de consulta:

Bibliografía

Overvliet, G. M., Besseling, R. M. H., Vles, J. S. H., Hofman, P. A. M., Backes, W. H., van Hall, M. H. J. A., … Aldenkamp, A. P. (2010). Nocturnal epileptiform EEG discharges, nocturnal epileptic seizures, and language impairments in children: Review of the literature. Epilepsy & Behavior, 19(4), 550-558. doi:10.1016/j.yebeh.2010.09.015

Riccio, C. A., Sullivan, J. R., & Cohen, M. J. (2010). Specific Language Impairment/Dysphasia. En Neuropsychological Assessment and Intervention for Childhood and Adolescent Disorders (p. 63–88). John Wiley & Sons, Inc. Recuperat de http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/9781118269954.ch4/summary

Ayuda al diagnóstico del TDAH basado en el análisis de la ondas cerebrales

Posted on Actualizado enn

La FDA (U.S. Food and Drug Administration), aprobó el pasado mes de Julio la comercialización del primer dispositivo médico como apoyo al diagnóstico del TDAH en niños, niñas y adolescentes de entre 6 a 17 años. human-brain-7070042

El dispositivo, llamado Sistema de Ayuda para la Evaluación Neuropsiquiátrica basado en el Electroencefalograma, Neuropsychiatric EEG-Based Assessment Aid (NEBA) System, basa su funcionamiento en el registro de los diferentes tipos de impulsos eléctricos (ondas) emitidos por las neuronas (células nerviosas) en el cerebro y el número de veces (frecuencia) que los impulsos se emiten en un segundo, utilizando el mismo procedimiento que la tecnología del electroencefalograma (EEG).

El Sistema NEBA es un examen no invasivo de unos 15 a 20 minutos de duración, que calcula la relación de dos frecuencias de ondas cerebrales, conocidas como ondas theta y beta. Se ha demostrado que a relación theta / beta es mayor en los niños y adolescentes con TDAH que en los niños sin el trastorno.

Se ha presentado un estudio clínico que ha evaluado a 275 niños y adolescentes de entre 6 y 17 años de edad con dificultades de atención o problemas de comportamiento. Los investigadores evaluaron a los 275 pacientes utilizando el Sistema NEBA por una parte, y los protocolos de diagnóstico estándar, que incluyen los criterios del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, Texto Revisado de la IV Edición (DSM-IV-TR), cuestionarios de comportamiento, tests para determinar el coeficiente intelectual, y exámenes físicos, para determinar si el paciente tenía TDAH. Los resultados del estudio mostraron que el uso del Sistema NEBA ayuda a los especialistas clínicos en la elaboración de un diagnóstico más preciso de TDAH cuando se utiliza junto a la evaluación clínica tradicional para el TDAH, en comparación con la realización de la evaluación clínica por sí sola.

No obstante, como destaca R. Barkley, aunque los resultados son prometedores, debemos mostrar cautela al determinar la eficacia de los procedimientos EEG para el diagnóstico del TDAH.

Si desea recibir más información o desea contactar con un psicólogo, por favor, rellene el formulario de consulta:

Introducción a la Neurociencia

Posted on Actualizado enn

¿Cuáles son los fundamentos de la conciencia y la mente humanas? ¿Cómo percibimos el entorno y adaptamos nuestra conducta a él? ¿Porqué sentimos emociones? ¿Cuáles son las causas de los trastornos neurológicos y psiquiátricos?

Todas estas, y muchas más, son preguntas que la neurociencia intenta responder. ¿Pero, qué entendemos por el término neurociencia?

A modo general, la neurociencia es la disciplina científica que estudia el sistema nervioso (SN), ese complejo entramado de células y nervios compuesto en su mayor parte por neuronas y glia. Evolutivamente, el SN aparece básicamente como una respuesta a la necesidad de los animales de desplazarse para encontrar alimento e huir de los depredadores. De este modo, el desarrollo del SN se basó en el control motor guiado por sistemas sensoriales que, en entornos complejos, permitían captar las características del medio ambiente. En humanos hablamos de representaciones mentales de la realidad exterior e interior, útiles para predecir los acontecimientos externos, adaptar el comportamiento, y predecir el impacto de nuestras acciones.

Pero hablar de neurociencia como disciplina en sí misma es complicado, dados los múltiples puntos de vista que pueden adoptarse, con lo que seria más correcto pensar en la neurociencia como una aproximación multidisciplinar al estudio del SN. Biólogos, químicos, físicos, fisiólogos, anatomistas, genetistas, psicólogos, médicos, y un largo etcétera, trabajan conjuntamente para entender la estructura y función de tan complejo sistema, centrándose en diferentes niveles de análisis, entre los que podemos encontrar:

  • Neurociencia molecular: estudia la bioquímica del SN.
  • Neurociencia celular: estudia el tipo y función de las diferentes neuronas; cómo se conectan, desarrollan y funcionan.
  • Neurociencia de sistemas: estudia el funcionamiento de los diferentes sistemas sensoriales, motores, ejecutivos, emocionales, etc.
  • Neurociencia cognitiva: estudia cómo los sistemas producen los comportamientos y funciones cognitivas.
  • Neurociencia clínica: estudia las patologías del SN y sus alteraciones en la conducta del ser humano.

Los métodos de estudio que usa la neurociencia varían según el nivel de análisis en el que se trabaje. Entre los métodos que usa la neurociencia de sistemas/cognitiva y clínica, podemos encontrar:

  • Métodos conductuales: tiempo de reacción y cuantificación de respuestas, como pruebas del procesamiento cerebral de ciertos estímulos.
  • Eye Tracking: en el estudio de procesos cognitivos como la percepción visual o el procesamiento del lenguaje escrito.
  • Técnicas de neuroimagen:
Estructurales, como el TAC (rayos-X) o la MRI (resonancia magnética).
Funcionales, como la fMRI (resonancia magnética funcional), el PET o el SPECT (ambos utilizan marcadores radioactivos). Sin embargo la técnicas de neuroimagen siguen generando mucha controversia científica. Por ejemplo, en el estudio publicado en 2012 de Leo se observa que muchos de los pacientes con TDAH de los estudios de neuroimagen ya habian tomado medicación durante meses o años antes de pasar por la RMN. En consecuencia esto invalida los resultados de los estudios porque no sabemos si los cambios encontrados son una consecuencia de la medicación o un problema intrínseco a la patología. Este es uno de los problemas más importantes en neuroimagen, y es una de las razones que no nos permiten utilizar la neuroimagen como herramienta diagnostica.
  • Métodos de registro electromagnético: EEG (electroencefalografía)
y MEG (magnetoencefalografía).
  • Técnicas de modulación de la actividad cerebral:
TMS (Estimulación magnética transcraneal) y
tDCS (Estimulación transcraneal por corriente directa).

La combinación de datos procedentes de estudios que utilizan técnicas y paradigmas experimentales diversos es clave en la comprensión de la estructura y funcionamiento del SN y del cerebro en particular, y su relación con la conducta humana.

Bibliografía

Leo, Jonathan; Cohen, David  Broken brains or flawed studies? A critical review of ADHD neuroimaging research. Journal of Mind and Behavior, Vol 24(1), 2003, 29-56.