Habilidades Sociales

Ejercicios de Habilidades Sociales : Autoregistro HHSS

Posted on

Ejercicios de Habilidades Sociales : Autoregistro HHSS

Las habilidades sociales eficaces son aquellos comportamientos sociales que nos llevan a actuar de forma adecuada en el momento oportuno, dando generalmente como resultado consecuencias agradables.

¿Cuáles son las variables de la comunicación que pueden interferir?

  • Variables verbales: Volumen, tono, claridad y ritmo.
  • Variables no verbales: Mirada y sonrisa, distancia, orientación, postura corporal, contacto físico, gestos, apariencia física.
  • Variables conversacionales: Duración, engranado, toma de turno.

Seguir Leyendo…

Ejercicios de Habilidades Sociales : Autoregistro HHSS

Posted on Actualizado enn

Ejercicios de Habilidades Sociales : Autoregistro HHSS

 

Las habilidades sociales eficaces son aquellos comportamientos sociales que nos llevan a actuar de forma adecuada en el momento oportuno, dando generalmente como resultado consecuencias agradables.

¿Cuáles son las variables de la comunicación que pueden interferir?

  • Variables verbales: Volumen, tono, claridad y ritmo.
  • Variables no verbales: Mirada y sonrisa, distancia, orientación, postura corporal, contacto físico, gestos, apariencia física.
  • Variables conversacionales: Duración, engranado, toma de turno.

Seguir leyendo …

Habilidades Sociales ¿Es importante trabajarlas?

Posted on Actualizado enn

Habilidades Sociales ¿Es importante trabajarlas?

¿Qué son y para qué sirven?

Las habilidades sociales son el conjunto de conductas, pensamientos, sentimientos y emociones que utilizamos para relacionarnos con los demás. Las habilidades sociales son muy importantes en nuestro día a día puesto que pueden ayudarnos a desarrollar relaciones más positivas y estables.

¿Cuáles son los beneficios de tener unas buenas habilidades sociales?

¿Podemos clasificar a las personas según su estilo de conducta?

¿Qué tipo de conducta es el más adecuado?

Sigue leyendo…

Dispraxia

Posted on Actualizado enn

La Dispraxia se define como una alteración en el desarrollo de la coordinación motora, que se inicia en la infancia y perdura a lo largo de la adolescencia en un 50%-70% de los casos.  Los niños/as que padecen Dispraxia, no desarrollan su psicomotricidad al mismo ritmo que los niños/as de su misma edad: son niños que se caen más, se dan golpes, se les caen los objetos de las manos, son los últimos en parender a abrocharse los botones o los cordones de los zapatos y tardan en aprender a utilizar el tenedor o el cuchillo. Les cuesta aprender a ir en bicicleta, prefieren los juegos individuales a los deportes en equipo, tardan más en aprender a dibujar, a cortar con tijeras y no les suelen interesar mucho los juegos de construcción. También pueden tener alteraciones de la percepción y no calculan bien la velocidad y la trayectoria de una pelota en el espacio. No obstante, es importante saber que suelen adquirir todas estas habilidades con un esfuerzo suplementario.

Aunque las causas exactas de este problema no se han descrito, sí que se sabe que los niños que nacen con bajo peso o los que han estado expuestos al consumo de alcohol materno durante el embarazo, tienen mayor riesgo de padecer Dispraxia. Otros factores que aumentan el riesgo de sufrir Dispraxia son la alteración del neurodesarrollo de algunas estructuras del cerebro, como por ejemplo, el cerebelo o de las redes neuronales implicadas en el desarrollo de los procesos que facilitan la adquisición de las habilidades viso-motoras.

La Dispraxia o alteración del desarrollo psicomotor suele ir relacionado a otros trastornos del neurodesarrollo, como son el TDAH y el Autismo.

QUÉ PUEDO HACER

Presentamos a continuación algunos ejercicios para ayudar al desarrollo de la motricidad en vuestro hijo/a.  Son ejercicios sencillos que pueden realizarse tanto en casa como en el colegio. No obstante, es importante adaptar el ejercicio a la edad del niño.

  • De pie: imitar movimientos o realizarlos a partir de una orden verbal: levantar una pierna, levantar el brazo y girarlo.
  • Saltar con los pies y caer en el mismo lugar.
  • Subir y bajar escaleras, primero cogido y después sin agarrarse.
  • Saltar de ladrillo en ladrillo o poner papeles en el suelo y saltar de papel en papel.
  • Papeles azules y rojos: saltar a pata coja sobre los azules y saltar con los dos pies sobre los rojos, colocando los papeles en diferente orden.
  • Levantar el pie derecho y mantener el equilibrio. Después lo mismo con el pie izquierdo.
  • Botar una pelota.
  • Lanzar un objeto (pelota) a otra persona: primero con las dos manos y luego con una (derecha e izquierda).
  • Recibir un objeto (pelota) con las dos manos y luego con una (derecha e izquierda).
  • Tumbado en el suelo, y ayudándose de manos y pies, intentar avanzar hacia atrás.
  • Caminar a cuatro patas.

También, y de forma general, no dudéis en decirle que lo hace ¡¡MUY BIEN!! cuando logre mejorar alguna habilidad, aunque la mejora sea muy pequeña.

 

BIBLIOGRAFÍA

American Psychiatric Association (2013).  American Psychiatric Association: Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, Fifth Edition. Arlington, VA.

Baxter, P. (2012). Developmental coordination disorder and motor dyspraxia. Developmental Medicine & Child Neurology, 54(1), 3-3. doi:10.1111/j.1469-8749.2011.04196.x

 

Si desea recibir más información o prefiere contactar con un psicólogo, por favor rellene el formulario de consulta:

Acoso Escolar

Posted on Actualizado enn

El acoso escolar o “bullying”  se considera una forma de violencia entre iguales. Se suele dar en la escuela. Se suele dar en las relaciones dentro y fuera del ámbito escolar. El acoso escolar tiene consecuencias negativas en el desarrollo escolar y social de los niños. Todos  podemos aportar nuestro pequeño esfuerzo para que esto no ocurra. Por ejemplo, nos parece buena la iniciativa de la organización “Save the Children”. En su página web podéis encontrar ayuda y pautas.

Bullying ¿Cómo ayudar a tu hijo desde casa cuando sufre  acoso escolar?

A. Dedica cada día 5 minutos para hablar de lo que ha sucedido ese día en el colegio. Es muy importante que entienda no va a vivir solo con su situación.

B. Ayúdale a identificar todas aquellas situaciones que puedan ser de acoso. Muchas veces las situaciones de acoso son sutiles, y hoy en día vemos nuevas formas de acoso en Internet.

C. Ayúdale a identificar sus emociones. Es importante que pueda conectar con la vergüenza y la rabia que le provocan estas situaciones.

D. Insista en que él no tiene la culpa

E. Ayúdale a preparar estrategias para lidiar con estas situaciones de acoso.

INTERVENCIÓN EN CASOS

“BULLYING”

Definición de Acoso Escolar: Repetidos actos de agresión, intimidación o coacción hacia un individuo dentro de la escuela. Se consideran también como acoso actos como esparcir rumores o ignorar la persona (agresión indirecta). En relación

En relación al acoso siempre tenemos que tener claro que implica a tres tipos de agentes: acosador, víctima y observador, pudiendo implicar cada uno a más de una persona. En estas situaciones no podemos juzgar sin más como verdaderas las primeras palabras de una persona, sino que tenemos que buscar información y contratarla. Esta información la podemos obtener hablando con nuestros alumnos en tutorías, valorando películas, o al observar situaciones en diferentes ámbitos de la escuela,  intentando no levantar sospechas en el alumnado.

Ante un caso de acoso escolar, la intervención se orienta hacia 3 grandes vertientes:

1. Intervención en el ambiente escolar.

Se recomienda, a la escuela, formular un protocolo para casos de acoso escolar,  para que su personal (maestros, monitores… ) sepa cómo actuar.

La intervención escolar se focaliza en dos aspectos:

1.1. Definir acoso escolar para aumentar el conocimiento sobre esta problemática .

1.2. Transmitir un mensaje claro hacia los alumnos que una conducta agresiva no será tolerada bajo ningún concepto. Es importante delimitar muy claramente qué consecuencias se derivarán de las conductas agresivas.

2. Intervención con los compañeros o grupo de clase.

Dirigida a:

2.1. Aumentar la implicación de los compañeros hacia el problema.

2.2. Normas claras hacia el aula respecto a que el acoso escolar no será tolerado.

2.3. Dotar a los compañeros de clase de estrategias de resolución de problemas para poder reaccionar.

Ante una situación de acoso que los compañeros puedan dar apoyo a la persona “acosada”.

2.4. Trabajar las habilidades sociales para reaccionar e intervenir en la situación de agresión.

3. Intervención con estudiantes involucrados en el episodio de acoso.

3.1 . Que la conducta violenta del agresor tenga unas consecuencias claras :

  • Firmar contrato profesor- agresor : si éste se comporta agresivamente deberá reparar el daño con trabajos para la clase o para el agredido.

3.2 . Atención al agredido:

  • Técnicas de habilidades sociales.
  • Técnicas de asertividad: saber defender lo que piensa sin menospreciar al otro.
  • Apoyo emocional.
  • Estrategias de afrontamiento de los episodios de acoso: aprender a responder en el momento en el que ocurre.

Autores: Dr. Guilera, Dr. Bayarri, Raquel Rioja

Si desea contactar con un psicólogo o recibir más información, por favor rellene el formulario de consulta:

Bibliografía

O’Connell, P., Pepler, D., & Craig, W. (1999). Peer involvement in bullying: insights and challenges for intervention. Journal of Adolescence, 22(4), 437-452. doi:10.1006/jado.1999.0238

Stevens, V., De Bourdeaudhuij, I., & Van Oost, P. (2000). Bullying in Flemish schools: an evaluation of anti-bullying intervention in primary and secondary schools. The British Journal of Educational Psychology, 70 ( Pt 2), 195-210.