hiperactividad

Recomendaciones para profesores con alumnos con TDAH

Posted on Actualizado enn

Los niños con TDAH tienen un problema de concentración y se distraen fácilmente, se olvidan de las cosas, son desorganizados,no encuentran el momento para ponerse a trabajar, no terminan los trabajos que empiezan, no escuchan, les cuesta seguir instrucciones. En clase hablan alto, sin permiso, no son muy populares  ya que son imprevisibles y su comportamiento es irritante.

¿Qué hacemos con estos niños y niñas en clase?

Estrategias para alumnos con TDAHOs presentamos algunas recomendaciones que podéis aplicar en clase:

  • Sentarlos en las sillas de delante de la clase, cerca del profesor, lejos de puertas y ventanas.
  • Sentarlos entre niños con buen comportamiento.
  • Mejor que no trabaje solo. Mejor que trabaje en parejas porque en grupos suelen despistarse más.
  • El maestro debe usar rutinas que sean siempre iguales.  Por ejemplo: distribuir el material al principio de la clase, esperar su turno…
  • Avisar cuando empieza y termina la lección.
  • Dar unas reglas para la clase que sean pocas y repetirlas frecuentemente.
  • El contacto visual es importante para captar su atención: para hablar con el niño/a, hay que acercarse a él/ella y mirarlo/a a los ojos.
  • Dar las instrucciones claras y sencillas  y pedirle que las repita.
  • En tareas largas y complejas, hay que segmentarlas en partes más pequeñas.
  • Empezar por pedirle que haga la más sencilla e ir aumentando el nivel de dificultad.
  • Dejarle utilizar ordenador, diagramas, dibujos para presentar los trabajos.
  • Hacer pequeños descansos durante las clases.
  • Si las instrucciones que damos siempre son verbales, se distraerán más fácilmente: combine con instrucciones visuales y auditivas ayudará a captar su atención.
  • Reforzar los comportamientos positivos en clase, decirles que lo están haciendo bien, repetírselo.  Si se dan premios hay que hacerlo al momento.
  • Para que el refuerzo de una conducta sea efectivo, es importante que tanto premios como castigos sean justo después de las conductas que queremos cambiar. Reforzar o castigar una conducta al día siguiente, ¡no sirve de nada!
  • Evitar enfadarse, discutir o ser irónico/a.
  • Hay que identificar y adelantarse a las situaciones que puedan ser un problema. Enseñar al niño a identificar sus síntomas.
  • Empezar cada día desde cero no tener en cuenta los fallos del día anterior.
  • Tener contacto continuo con los padres, que puede ser a través de una agenda.

 

Referencias:

DuPaul, G. J., Weyandt, L. L., & Janusis, G. M. (2011). ADHD in the Classroom: Effective Intervention Strategies. Theory Into Practice, 50(1), 35-42. doi:10.1080/00405841.2011.534935.

Geng, G. (2011). Investigation of Teachers’ Verbal and Non-verbal Strategies for Managing Attention Deficit Hyperactivity Disorder (ADHD) Students’ Behaviours within a Classroom Environment. Australian Journal of Teacher Education, 36(7). doi:10.14221/ajte.2011v36n7.5.

Si desea recibir más información o  desea contactar con un psicólogo, no dude en ponerse en contacto con nosotros rellenando el siguiente formulario de consulta:

Diagnóstico del TDAH

Posted on Actualizado enn

En un post anterior, comentamos los cambios en los criterios diagnósticos del DSM-V para diagnosticar el TDAH. No obstante, a parte de los criterios diagnósticos,  hay que tener en cuenta ciertas consideraciones ante el diagnóstico del TDAH.

cómo se hace el diagnóstico del tdahEl diagnóstico del TDAH es CLÍNICO: esto quiere decir que no existe ninguna prueba (test, cuestionario o análisis) que pueda asegurar al 100% si un niño tiene TDAH. Lo primero que hará el médico o psicólogo es escuchar a los padres y al niño en una entrevista.

  •  A veces las versiones de los padres no coinciden: normalmente es el padre quien tiende a minimizar los síntomas. El tutor más fiable es el que pasa más tiempo con el niño ( hace los deberes, recibe las quejas de otras  madres, tiene más contacto con el profesor/a…).
  •  Debe recogerse la historia del desarrollo del niño (parto, desarrollo físico, alergias…).
  • Se debe preguntar si hay TDAH u otros problemas psiquiátricos en familiares del niño.
  • Es frecuente que el niño esté  muy quieto en la primera entrevista y parezca que los padres exageran.
  • En la entrevista con el niño, el médico o psicólogo debe descartar ansiedad o depresión, puesto que hay síntomas de TDAH que podrían ser debidos a estos otros trastornos.
  • Los cuestionarios específicos de TDAH no sirven para hacer el diagnóstico, sino para evaluar la intensidad del trastorno y la respuesta al tratamiento.
  • Es imprescindible la información de los profesores (usualmente obtenida mediante cuestionarios para profesores) ya que ellos ven a los niños en grupo y en actividades organizadas, cada día.
  • Según el estudio de Srebnicki et al. (2013), la fiabilidad del diagnóstico de TDAH al cabo de un año es alta. Pero las tasas de todos los subtipos de TDAH disminuyen. Sin embargo, el estudio concluye que  deben ser tomadas más medidas para hacer un buen diagnóstico diferencial entre el síndrome de Asperger y el TDAH.
  • Es necesario saber el nivel intelectual del niño mediante tests de inteligencia como el WISC-IV, Raven, K-ABC u otros. En el estudio de Thaler et al. (2013), se parte de la hipótesis de la existencia de perfiles de grupo  en las pruebas de WISC-IV de los niños con TDAH. El estudio concluye que existe una asociación entre los perfiles del coeficiente intelectual y la frecuencia de diagnóstico de los subtipos. Se identifica un primer grupo entre los niños que tiene reducida la velocidad de procesamiento en relación a otros índices del WISC-IV y tienen valoraciones significativamente más altas en el déficit de atención y la incidencia del diagnóstico del subtipo inatento. Se identifica un segundo grupo que tienen alteraciones en la velocidad de procesamiento y memoria de trabajo y que se asoció con dificultades de funcionamiento diario. En conclusión: los resultados del estudio apoyan la existencia de una relación entre la velocidad de procesamiento reducida y la falta de atención.

  • Existe tanta variación de inteligencia en niños con TDAH como en el resto de niños.

  • Es recomendable una analítica general al inicio del tratamiento farmacológico y otra anual.
  • Si no se sospecha otro problema, no son necesarias pruebas como el TAC, la resonancia magnética nuclear (RMN), el electroencefalograma (EEG) o un análisis genético. Son innecesarias pruebas de lateralidad cruzada, alergias alimentarias o reeducación auditiva.

Dr.Guilera, psiquiatra – Dr.Bayarri, psicólogo.

Si desea contactar con un psicólogo, recibir más información o sugerir un tema sobre el que le gustaría leer,  por favor, rellene el siguiente formulario de consulta:

Srebnicki T, Kolakowski A, & Wolanczyk T. (2013). Adolescent Outcome of Child ADHD in Primary Care Setting: Stability of Diagnosis, Journal of  Attention Disorders, 8, 655- 659.

Sonuga-Barke, E. J., Brandeis, D., Cortese, S., Daley, D., Ferrin, M., Holtmann, M., … & Sergeant, J. (2013). Nonpharmacological interventions for adhd: systematic review and meta-analyses of randomized controlled trials of dietary and psychological treatments. American Journal of Psychiatry, 170(3), 275-289.

Thaler N. S., Bello D. T. & Etcoff L. M. (2013).  WISC-IV Profiles Are Associated With Differences in Symptomatology and Outcome in Children With ADHD. Journal of Attentional Disorders, 9, 291-301.