Memoria

Fichas de Comprensión Lectora

Posted on Actualizado enn

Bienvenidos al mundo de los “evotextos” o textos evolutivos. Esta idea es muy fácil. Hemos versionado un clásico de la literatura “Los viajes de Gulliver” y hemos creado fichas de comprensión lectora en cuatro niveles: A,B,C y D. El nivel A es fácil de leer y el D es muy difícil. La idea es que fichas de comprensión lectoraa medida que tu mejoras la lectura, puedas seguir con la historia de Gulliver, pero el texto se adapta a tu nuevo nivel. Las fichas de comprensión lectora evolucionan a medida que tu mejoras: si el nivel A te parece fácil puedes pasar al B y así sucesivamente. Hay 20 cuadernos para cada nivel, con 30 fichas de comprensión lectora por cuaderno.

Aquí tienes un ejemplo de la primera ficha de comprensión lectora del Nivel A. Si deseas, puedes encontrarlo en www.amazon.com

FICHA DE COMPRENSIÓN LECTORA

 

Lectura 1-A:

Mi padre tenía una casa pequeña. Yo tenía cuatro hermanos. Todos vivíamos juntos con mi padre. Con catorce años empecé a estudiar en el Colegio Emmanuel. En el colegio estuve tres años. En casa tenían poco dinero y por eso empecé a trabajar de aprendiz con un cirujano en Londres. Mi padre me enviaba dinero de vez en cuando. Con el dinero estudié navegación para poder viajar por el mundo.Después de cuatro años trabajando de aprendiz volví a casa. Mi familia me dio cuarenta libras. Me prometieron treinta más al año para poder vivir yo solo en otra ciudad.

 Preguntas:

  1. ¿Cuántos hermanos tenía?
  2. ¿Cómo se llamaba el colegio?
  3. ¿De qué empezó a trabajar?
  4. ¿Qué aprendió con el dinero que le enviaba su padre?
  5. ¿Cuánto dinero consiguió de su familia?

 

La intervención en niños con problemas y retraso en la comprensión lectora, se basa en dos ideas: la primera es mejorar la conciencia fonológica y la segunda, es mejorar la comprensión de la lectura.

En el estudio de Hatche,  Hulme y colaboradores (2006), presentan la eficacia de un programa de intervención para la mejora de la lectura. La intervención se administró en sesiones diarias de veinte minutos, combinando el entrenamiento de la conciencia fonológica, tests de palabras y tests de lectura. Los niños que recibieron intervención, hicieron significativamente más avances en conocimiento de letras, lectura y conciencia fonológica, que los niños que no recibieron ningún tipo de entrenamiento. Según estos resultados,  uno de los aspectos que pareció predecir en mayor medida el fracaso escolar, fue un pobre nivel de alfabetización inicial. Por otro lado, una cuarta parte de los niños no respondió a la intervención, requiriendo ayuda más intensiva.

La intervención con fichas de comprensión lectora tiende a centrarse en las siguientes actividades:

  • Identificación de las ideas principales o temática
  • Construcción de inferencias
  • Aumentar la capacidad de abstracción
  • El auto-monitoreo de la comprensión lectora
  • Los organizadores gráficos
  • Generación de cuestionamiento de sí mismo

fichas de comprensión lectoraLas intervenciones basadas en las estrategias de enseñanza, que aumentan el vocabulario y la motivación por la lectura, han mostrado efectos significativos en la mejora de la comprensión lectora (Ripoll y Aguado, 2013) . Asímismo, la enseñanza recíproca parece ser un buen método para la enseñanza de estrategias de comprensión de lectora.

En otro estudio del 2006, Hatcher y colaboradores evaluaron la eficacia del programa UK Early Literacy (ELS), basado en el entrenamiento de la conciencia fonológica, en relación con un programa de intervención de lectura basado en la vinculación de letras y sonidos (sound linkage). Concluyeron que ambas intervenciones tienen ganancias equivalentes en la lectura y ortografía.

Los estudios científicos nos aportan la teoría sobre cuáles son los aspectos que se deben abordar para mejorar de una forma efectiva la comprensión lectora. Por otro lado, las fichas de comprensión lectora permiten abordar estos aspectos clave, siendo una herramienta de intervención eficaz.

Puedes probar nuestras fichas de comprensión lectora para trabajar los problemas de lectura. Las fichas son solo una herramienta,y deben de estar integradas en un programa completo, supervisado por un profesional. Si haces clic en la portada puedes ir a nuestra pagina de amazon donde encontraras toda la serie de cuadernos “Gulliver”.

Si desea recibir más información o contactar con un psicólogo, rellene el formulario de consulta:

Bibliografía:

Hatcher, P. J., Goetz, K., Snowling, M. J., Hulme, C., Gibbs, S., & Smith, G. (2006). Evidence for the effectiveness of the Early Literacy Support programme. The British journal of educational psychology, 76(Pt 2), 351-367. doi:10.1348/000709905X39170

Hatcher, P. J., Hulme, C., Miles, J. N. V., Carroll, J. M., Hatcher, J., Gibbs, S., … Snowling, M. J. (2006). Efficacy of small group reading intervention for beginning readers with reading-delay: a randomised controlled trial. Journal of Child Psychology and Psychiatry, 47(8), 820–827. doi:10.1111/j.1469-7610.2005.01559.x

Ripoll, J. C., & Aguado, G. (2013). Reading Comprehension Improvement for Spanish Students: A Meta-Analysis // La mejora de la comprensión lectora en español: Un meta-análisis. Revista de Psicodidáctica / Journal of Psychodidactics, 0(0). Recuperado a partir de http://www.ehu.es/ojs/index.php/psicodidactica/article/view/9001

Comorbilidades en el TDAH: Consumo de Drogas

Posted on Actualizado enn

Como ya hemos dicho en otras ocasiones, es posible que diferentes trastornos aparezcan y se sumen a los síntomas del TDAH (tiene una alta comorbilidad). A parte de los trastornos de ansiedad, los trastornos de aprendizaje o los trastornos de conducta, las características de los pacientes con TDAH (impulsividad, problemas TDAH y drogaspara inhibir la conducta y posibles dificultades sociales) provocan una mayor tendencia y mayor vulnerabilidad al consumo de drogas.

Sullivan (2001) afirma que se han encontrado porcentajes de abuso y dependencia de sustancias más elevados en pacientes con TDAH que en población general, al mismo tiempo que las personas con TDAH en la infancia inician el consumo de sustancias a una edad menor, siendo más vulnerables a su abuso o dependencia que las personas que no presentan TDAH. Asimismo, el riesgo de desarrollar una drogodependencia es mayor en los pacientes con TDAH en edad adulta. Biederman, ya en 1995, presentó un trabajo en el que el 52% de los pacientes con TDAH en la infancia presentaban un trastorno por consumo de sustancias en su vida adulta, frente al 27% de la población sin TDAH.

 El cannabis y el tabaco son las drogas de abuso más frecuentes entre adolescentes y adultos con TDAH. El cannabis a su vez, presenta el problema añadido de que sus efectos se asocian a problemas atencionales, memoria y de concentración, agravando los síntomas del TDAH. Estar diagnosticado de TDAH es también un factor de riesgo que aumenta la probabilidad de consumo de alcohol: entre el 31% y el 75% de pacientes con dependencia al alcohol presentan criterios de TDAH en la infancia. Por otro lado, hasta un 35% de pacientes con adicción a la cocaína presentan TDAH, siendo la cocaína la sustancia que obtiene una mayor probabilidad de adicción entre los adolescentes y adultos con TDAH, aproximadamente el doble que la población sin TDAH (Wilens, 2000).

Todos estos datos muestran una fuerte relación entre TDAH y consumo de drogas, que puede ser explicada desde un punto biológico. Se han identificado distintos alelos de genes que se asocian a la presencia de TDAH y a un mayor riesgo para desarrollar una drogodependencia, como los implicados en la codificación del receptor D2 y D4 de la dopamina (neurotransmisor producido en distintas partes del sistema nervioso, con amplias funciones en la cognición, los mecanismos del placer, motivación, recompensa, la acción motora, la atención y el aprendizaje) o el mismo transportador presináptico de dopamina (Sullivan, 2001).

Bibliografía:

Biederman J, Wilens TE, Mick E, et al. (1995). Psychoactive substance use disorders in adults with attention-deficit/hyperactivity disorder (ADHD): effects of ADHD and psychiatric comorbidity. Am J Psychitary 152:1652-1658

Sullivan MA, Levin FR (2001). Attention-deficit/hyperactivity disorder and substance abuse. Diagnostic and therapeutic considerations. Annals New York Academy of Sciences 134:251-270.

Wilens TE, Spencer TJ, Biederman J (2000). Attention- deficit/hyperactivity disorder with substance use disorders. En: Brown TE (Ed.). Attention-deficit disorders and comorbidities in children, adolescents, and adults. Washington,DC: American Psychiatric Press, 319-339.

Si desea recibir más información o contactar con un psicólogo, rellene el formulario de consulta:

TDAH: inhibición de respuesta y funciones ejecutivas

Posted on Actualizado enn

Tal como señala Russell Barkley en su modelo neuropsicológico (Barkley, 1997), el TDAH es un trastorno del desarrollo de la inhibición conductual. La inhibición conductual (o inhibición de respuesta), es la capacidad para controlar las respuestas a estímulos internos o externos predominantes, que aparecen durante la realización de una tarea, interfiriendo negativamente en esta. Dicho de otra forma, los niños con dificultades en la inhibición de respuesta, se distraen de la tarea que están realizando respondiendo a otros estímulos, porque son incapaces de inhibirlos (no hacerles caso). Para tdah_funciones ejecutivasllevar a cabo el proceso de inhibición conductual es imprescindible la capacidad de autocontrol o de autoregulación, que nos permite frenar las respuestas motoras y emocionales inmediatas a un estímulo, y reemplazarlas por respuestas más adaptativas (por ejemplo, permanecer sentado). Mientras inhibimos la respuesta inmediata es fundamental evitar la distracción con otros estímulos que puedan interferir en el proceso (lo que Barkley denomina resistencia a la distracción), para poder planificar y realizar la respuesta más adecuada.

Es este proceso, donde se ponen en funcionamiento otro tipo de habilidades: las funciones ejecutivas. Las funciones ejecutivas son el conjunto de habilidades cognitivas responsables de la organización y planificación del comportamiento, que nos ayudan a resistir la distracción, fijarnos unas metas nuevas más adecuadas que la respuesta inhibida inicial y dar los pasos necesarios para lograrla.

Según el modelo híbrido de las funciones ejecutivas de Barkley (Orjales Villar, 2000), el TDAH se caracteriza por una disfunción ejecutiva, donde se encuentran alteradas la acción de la memoria de trabajo (o memoria de trabajo no verbal); el habla autodirigida (o memoria de trabajo verbal); el control de la motivación, las emociones y el estado de alerta, así como el proceso de reconstrucción (fragmentación de las conductas observadas y recombinación de sus partes por el diseño de nuevas acciones). Estas disfunciones alteran el desarrollo de los procesos cognitivos superiores, produciendo dificultades en los procesos de aprendizaje académico formal. 

También tenemos que tener en cuenta que cada subtipo de TDAH (en el DSM-V, cada presentación) se caracteriza por diferentes alteraciones. En un estudio sobre disfunción ejecutiva en el TDAH (Romero-Ayuso et al., 2006), donde mediante el efecto Simon se compararon las diferencias existentes entre las funciones ejecutivas en los subtipos de TDAH inatento y TDAH combinado, se concluyó que los TDAH combinado presentaban una afectación más generalizada, mientras que los TDAH inatento presentaban un menor rendimiento en memoria de trabajo y en planificación.

Por lo tanto, teniendo en cuenta que desde un enfoque cognitivo-conductual el tratamiento del TDAH es multimodal (se combinan el tratamiento farmacológico, psicológico y psicopedagógico, incluyendo también en la terapia a padres y profesores), se hace imprescindible el entrenamiento en funciones ejecutivas para favorecer el desarrollo y la rehabilitación de las funciones afectadas.

Bibliografía

Barkley, R. (1997). Behavioral inhibition, sustained attention, and executive functions: Constructing a unifying theory of ADHD. Psychological Bulletin, 121(1), 65-94.

Orjales Villar, I. (2000). Déficit de atención con hiperactividad: el modelo híbrido de las funciones ejecutivas de Barkley. Revista complutense de educación, 11 (1), 71-84.

Si desea más información o desea contactar con un psicólogo, por favor, rellene el formulario de consulta:

Síndrome de Piernas Inquietas (SPI) y TDAH

Posted on Actualizado enn

El Síndrome de Piernas Inquietas (SPI) 

Síndrome Piernas Inquietas

es un trastorno neurológico que afecta a  1,5 millones de niños y adolescentes. A menudo tiene su incio durante la infancia o la adolescencia, y puede dar como resultado un bajo rendimiento cognitivo y dificultades emocionales. Aunque los síntomas suelen ser peores durante la noche, es también posible experimentarlos durante el día.

CAUSAS

  • Genéticas: Patrón hereditario autosómico-dominante.
  • Cromosoma 9p, 12q, y 14q.
  • Anormalía del sistema domapinérgico (dopamina)
  • Deficiencia de hierro: niveles bajos de ferritina.

SEÑALES

  • Inquietud (mover) o estirar las piernas en la cama.
  • Hiperactividad en clase.
  • Falta de sueño e irritabilidad por la mañana.

MOVIMIENTOS PERIÓDICOS DURANTE EL SUEÑO

  • Sacudidas breves (0,5 segundos) de las extremidades durante el sueño en intervalos de 20 segundos.
  • Presente en 80% de los individuos con SPI.

HISTORIA FAMILIAR

  • Padres biológicos con SPI tienen 50:50 más probabilidad de transmitir SPI a sus hijos.

EXAMEN FÍSICO

  • Grado leve de deficiencia de hierro.

¿QUÉ PUEDO HACER?

TRATAMIENTO

  • Buenos hábitos de sueño. Horas de sueño necesarias:

2 años de edad: 12 horas
5 años de edad: 11 horas
10 años de edad: 10 horas
Adolescencia: 9 horas
Adultos 7 horas

  • Adolescentes

Evitar tomar cafeína durnte la noche.
Hacer ejercicio regularmente.
No tener TV, ordenador, etc., en la habitación.

  • Suplemento de hierro y tratamiento farmacológico

DIAGNÓSTICO

  • Polisomnografía.

RELACIÓN CON EL TDAH

  • SPI puede agravar la inatención.
  • La falta de sueño (deprivación) afecta a la cognición y la memoria.
  • Puede existir un subgrupo de TDAH con SPI.
  • El metilfenidato no empeora el SPI.

Referencias

Ruottinen, H. M., Partinen, M., Hublin, C., Bergman, J., Haaparanta, M., Solin, O., & Rinne, J. O. (2000). An FDOPA PET study in patients with periodic limb movement disorder and restless legs syndrome. Neurology, 54(2), 502-502. doi:10.1212/WNL.54.2.502

Turjanski, N., Lees, A. J., & Brooks, D. J. (1999). Striatal dopaminergic function in restless legs syndrome: 18F-dopa and 11C-raclopride PET studies. Neurology, 52(5), 932-932. doi:10.1212/WNL.52.5.932

 

Si desea recibir más información o realizar una consulta, rellene el formulario de consulta:

 

 

 

Cuaderno de comprensión lectora “Gulliver”. Nivel Alto C. Cuaderno 1

Posted on Actualizado enn

Cuaderno de comprensión lectora "Gulliver" C1

Bienvenidos al mundo de los “evotextos” o textos evolutivos. Esta idea es muy fácil. Hemos versionado un clásico de la literatura “Los viajes de Gulliver” y hemos creado cuatro niveles A,B,C y D. El nivel A es fácil de leer y el D es muy difícil. La idea es que a medida que tu mejoras la lectura, puedas seguir con la historia de Gulliver, pero el texto se adapta a tu nuevo nivel. El texto evoluciona a medida que tu mejoras. Es decir si el nivel A te parece fácil puedes pasar al B y así sucesivamente. Hay 20 cuadernos para cada nivel, con 30 fichas de lectura por cuaderno.

Aquí tienes un ejemplo del Volumen 1, Nivel C. Si deseas, puedes encontrarlo en www.amazon.com

Lectura 1.C:

Mi padre tenía una pequeña hacienda. Yo era el tercero de cinco hermanos. A los catorce años me mandó al Colegio Emmanuel donde estudié durante tres años. Como mi mantenimiento representaba una carga demasiado grande para una reducida fortuna como la de mi padre, entré de aprendiz con míster James Bates. El Sr. Bates era un eminente cirujano de Londres, con quien estuve cuatro años. Con pequeñas cantidades de dinero que mi padre me enviaba aprendí navegación y Matemáticas. Yo pensaba que me serían útiles para viajar, pues siempre creí que viajar sería mi suerte. Cuando dejé a míster Bates volví con mi padre, aunque mi deseo era vivir sólo en Leida. una ciudad cercana. Con la ayuda de mi padre, la de mi tío y la de algún otro pariente, conseguí cuarenta libras para mi sustento en Leida y me prometieron treinta más al año.

 Preguntas:

  1. ¿En qué posición se hallaba el protagonista entre sus hermanos?
  2. ¿Cómo se llamaba el colegio al que fue?
  3. ¿Cómo se llamaba el eminente cirujano para el que trabajó como aprendiz?
  4. ¿Qué aprendió con lo que le mandaba su padre?
  5. ¿Cuánto dinero consiguió con la ayuda de sus familiares?

Si desea más información sobre este método o sobre los trastornos de la comprensión lectora, puede hacernos llegar su consulta rellenando el siguiente formulario:

Cuaderno de comprensión lectora “Gulliver”. Nivel Intermedio B. Cuaderno 1

Posted on Actualizado enn

Bienvenidos aCuaderno comprensión lectora B1l mundo de los “evotextos” o textos evolutivos. Esta idea es muy fácil. Hemos versionado un clásico de la literatura “Los viajes de Gulliver” y hemos creado cuatro niveles A,B,C y D. El nivel A es fácil de leer y el D es muy difícil. La idea es que a medida que tu mejoras la lectura, puedas seguir con la historia de Gulliver, pero el texto se adapta a tu nuevo nivel. El texto evoluciona a medida que tu mejoras. Es decir si el nivel A te parece fácil puedes pasar al B y así sucesivamente. Hay 20 cuadernos para cada nivel, con 30 fichas de lectura por cuaderno.

Aquí tienes un ejemplo del Volumen 1, Nivel B. Si deseas, puedes encontrarlo en www.amazon.com

Lectura 1/ B:

 Yo vivía con mi padre y mis cuatro hermanos en una hacienda pequeña. Con catorce años mi padre me envió a estudiar al Colegio Emmanuel. Estuve allí estudiando tres años. Mi padre no tenía mucho dinero para mantenerme, por eso me colocó de aprendiz con un cirujano de Londres, el señor Bates. Algunas veces mi padre me enviaba dinero y con él aprendí navegación porque quería viajar algún día por el mundo. Tras cuatro años trabajando de aprendiz con el señor Bates, volví a casa con mi padre. Entre mi padre y mi familia me dieron cuarenta libras y me prometieron treinta más al año para vivir en Leida.

Preguntas:

  1. ¿Cuánto hermanos tenía?
  2. ¿Cómo se llamaba el colegio?
  3. ¿De qué empezó a trabajar?
  4. ¿Qué aprendió con el dinero que le mandaba su padre?
  5. ¿Cuánto dinero consiguió de su familia?

Si desea más información sobre este método o sobre los trastornos de la comprensión lectora, puede hacernos llegar su consulta rellenando el siguiente formulario:

Cuaderno de comprensión lectora “Gulliver”. Nivel Básico A. Cuaderno 1

Posted on Actualizado enn

Cuaderno comprensión lectora Gulliver A1Bienvenidos al mundo de los “evotextos” o textos evolutivos. Esta idea es muy fácil. Hemos versionado un clásico de la literatura “Los viajes de Gulliver” y hemos creado cuatro niveles A,B,C y D. El nivel A es fácil de leer y el D es muy difícil. La idea es que a medida que tu mejoras la lectura, puedas seguir con la historia de Gulliver, pero el texto se adapta a tu nuevo nivel. El texto evoluciona a medida que tu mejoras. Es decir si el nivel A te parece fácil puedes pasar al B y así sucesivamente. Hay 20 cuadernos para cada nivel, con 30 fichas de lectura por cuaderno.

Aquí tienes un ejemplo del Volumen 1, Nivel A. Si deseas, puedes encontrarlo en www.amazon.com

Lectura 1-A:

Mi padre tenía una casa pequeña. Yo tenía cuatro hermanos. Todos vivíamos juntos con mi padre. Con catorce años empecé a estudiar en el Colegio Emmanuel. En el colegio estuve tres años. En casa tenían poco dinero y por eso empecé a trabajar de aprendiz con un cirujano en Londres. Mi padre me enviaba dinero de vez en cuando. Con el dinero estudié navegación para poder viajar por el mundo.Después de cuatro años trabajando de aprendiz volví a casa. Mi familia me dio cuarenta libras. Me prometieron treinta más al año para poder vivir yo solo en otra ciudad.

 Preguntas:

  1. ¿Cuántos hermanos tenía?
  2. ¿Cómo se llamaba el colegio?
  3. ¿De qué empezó a trabajar?
  4. ¿Qué aprendió con el dinero que le enviaba su padre?
  5. ¿Cuánto dinero consiguió de su familia?

 

 

Si desea más información sobre este método o sobre los trastornos de la comprensión lectora, puede hacernos llegar su consulta rellenando el siguiente formulario: